El Reflujo Gastroesofágico

El Reflujo Gastroesofágico

Si el médico te ha dicho que tienes reflujo gastroesofágico, padeces del comúnmente conocido reflujo GERD, por sus siglas en inglés. Esta condición es el resultado del reflujo de ácido que ocurre cuando el ácido del estómago sube al esófago (el tubo que transporta los alimentos de la boca al estómago). Sólo unos cambios mínimos en tu estilo de vida, puede ayudar a reducir o eliminar los síntomas de GERD y a sentirte mejor. A continuación algunas sugerencias.

Cambia tu estilo de vida

Eleva la cabecera de la cama
El reflujo es especialmente dañino mientras duermes, cuando tragas y salivas menos. Elevar la cabecera de la cama de 4 a 6 pulgadas permite que la gravedad ayude a eliminar el ácido estomacal del esófago mientras duermes. Para elevar la cabecera de la cama, trata de colocar libros o bloques de madera debajo de las patas de la cama.

Deja de fumar
Fumar puede estimular la producción de ácido estomacal y debilitar el músculo del esfínter inferior (ubicado entre el esófago y el estómago), el cual ayuda a mantener el ácido en el estómago. Cuando este músculo se relaja o se debilita, es más fácil que ocurra reflujo.

Pierde peso
Si tienes sobrepeso, puedes disminuir el “reflujo por esfuerzo” y aliviar la presión hacia arriba en el músculo del esfínter esofágico inferior. La obesidad puede exacerbar el reflujo gastroesofágico ya que aumenta la presión intraabdominal.

Evita la ropa ajustada
Usa ropa holgada. La ropa y las correas ajustadas pueden aumentar la presión intraabdominal.

No te dobles después de comer
Doblarse después de comer, especialmente si tienes el estómago muy lleno, hace que el ácido estomacal fluya fácilmente hacia el esófago, lo que exacerba los síntomas de GERD.

Cambia tus hábitos alimentarios y de sueño
Toma dos horas para que los alimentos salgan del estómago después de comer. Así que ingiere tu última comida por los menos de 2 a 3 horas antes de acostarte y evita acostarte aproximadamente dos horas después de comer. Esto ayudará a minimizar la cantidad de ácido en el estómago que puede subir hacia el esófago.

Cambia tu dieta
Ingiere menos cantidad de comida. Las comidas grandes y ciertos alimentos tienden a empeorar los síntomas de GERD. Trata de evitar o minimizar lo siguiente:

  • Productos con cafeína (café, té, bebida cola)
  • Sabores de menta
  • Alimentos fritos (papitas fritas, donas)
  • Chocolate
  • Alimentos condimentados
  • Cebollas
  • Frutas o jugos cítricos
  • Alimentos a base de tomate (salsa, espagueti, chili, pizza)
  • Bebidas alcohólicas o carbonatadas

Aunque estos alimentos pueden exacerbar los síntomas de GERD, algunas personas encuentran que tomar antiácidos o incluso hasta tomar agua, puede ayudar a aliviarlos. Consulta con tu médico antes de tomar antiácidos, especialmente si estás tomando otros medicamentos, ya que los antiácidos pueden disminuir la efectividad de algunos medicamentos.

Además, ten presente que muchos de estos cambios en el estilo de vida no sólo pueden ayudar a aliviar los síntomas de GERD, sino que al perder peso, dejar de fumar y reducir el consumo de alcohol también se reduce el riesgo de enfermedades cardíacas y pulmonares serias.

Si tienes alguna pregunta o si los síntomas persisten, habla con tu médico.

El Reflujo Gastroesofágico
  • SHARE:
Noticias relacionadas